En febrero, brotes verdes… de verdad

“Lluvia en febrero, cada gota vale un dinero”.

Sí, desde el momento en que sientas la lluvia en tu rostro en un febrero, estás salvado porque seguro que tanto tu césped como tus arbustos, como tus vivaces se van a poner preciosos, pero ni aun lloviendo, cosa que no siempre ocurre,  vamos a exculpar a febrero de tratarse de un mes duro, cortante, inseguro… ¡loco! (“febrerillo loco”). Y si no, ahí va otro refrán: “febrero, febrerín, el más corto y el más ruin”….

De todas maneras, desde primeros de mes podrás ver cosas interesantes, solemnes y maravillosas. Como ¡las cigüeñas!, que vienen hacia el día 3 (“por San Blas, la cigüeña verás”). Y además las mimosas (Acacia dealbata), con su amarillo chillón; los almendros (Prunus dulcis), que acabarán de cuajarse de flores blanco-rosadas que empezaron el mes pasado; los narcisos (Narcissus hybridus), emanando un perfume a limpio que recuerda al detergente “Ese” de hace cuarenta años (“Ese lava limpio, limpísimo; blanco, blanquísimo”).

Durante este mes observarás más cosas interesantes, aunque quizás no tan maravillosas.

Por ejemplo, en febrero se producen las temperaturas punta o flecha más bajas del año. Si “sopla Siberia” (vientos dominantes del este), podrían pillarte desprevenido ¡9-10 grados bajo cero!, que no se habían alcanzado en todo el invierno, aunque la situación no durará más de 24-48 horas. ¿Y qué sucede tras ese par de días gélidos? Que vas a agarrar una sudada épica, porque en febrero se pueden alcanzar fácilmente temperaturas cercanas a 20 grados: “el sol de febrero, saca al lagarto del agujero” (date cuenta que no te he calzado el refrán que más me gusta: “en febrero, busca la sombra el perro”).

Es un mes Idóneo, así con mayúscula, para acometer casi todo en el jardín y el huerto: las podas más efectivas son las de febrero; las plantaciones de febrero “agarran” todas; los abonados de febrero se aprovechan al máximo… Y, mientras, las cigüeñas recomponiendo sus nidos…

¿Qué está pasando?

¡Aquí están subiendo a flor las bulbosas plantadas en otoño! Nazarenos, crocus, narcisos, fritilarias aparecen aquí y allá con sus corolas de terciopelo. También las bienales brillan con fuerza. Ahora mismo:

  •  Regresan las caléndulas. Las plantas que se autosiembran tiene algo muy especial casi indefinible. No es lo mismo que los bulbos naturalizados, que siempre aparecen en el mismo sitio, sino que tiene lo impredecible de las semillas. Las caléndulas asoman aquí y allá con sus corolas naranja, haciéndonos recordar que la primavera está a la vuelta de la esquina.
    Caléndulas
    Caléndulas
  • Los jacintos perfuman el ambiente. El único inconveniente que tienen los jacintos como especie naturalizada es que se degeneran en pocos años, en ocasiones tan solo dos. Pero, mientras, con ellos el espectáculo está servido: racimos de flores carnosas, de colores chillones y con una fragancia única.
    Jacintos
    Jacintos
  • Florecen las mimosas. Su despliegue comienza en el sureste peninsular, verdadero reservorio de majestuosos ejemplares tanto de hoja dividida como entera, para continuar por todo el país. Las australianas mimosas llenan de alegres amarillos y embriagadores perfumes, paisajes y aires.
    Mimosa
    Mimosa

¿Qué va a pasar?

En febrero podrás empezar con todos los honores tu huerto. Desde mediados de mes, escarolas, cebollas, zanahorias y muchas más hortalizas irán a la tierra. Los frutales te pedirán la poda, y el césped, la primera siega del año. Y además…

  • Haz los semilleros de anuales. Algunas anuales, con la petunia a la cabeza, cuentan con semillas tan pequeñas (miles por gramo) que no te animamos a intentar su siembra. Pero otras (campanilla, cóleo, begonia, alegría de la casa) son de mayor tamaño y de fácil cultivo. Efectúa ahora las siembras para plantar en mayo.
    Erysimum cheiry.
    Erysimum cheiry.
  • Repica las vivaces. Muchas especies vivaces (arábide, iberis, cerastium, diantus y algunas más) florecen de forma muy temprana y debes plantarlas en rocallas y macizos lo antes posible. Es el momento de repicar y plantar en tierra todo lo sembrado en otoño, y que has protegido con mimo durante el invierno.
    Arabis blepharophylla.
    Arabis blepharophylla.
  • Planta árboles. Momento ideal para plantar los árboles a raíz desnuda. Te costarán poco dinero, podrás transportarlos con comodidad, la plantación será coser y cantar… Y no fallará ni uno. Despunta raíces y ramas antes de disponerlos en sus hoyos.

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*