Donde tú ves un brote, yo veo un bosque

Todos los sabemos, febrero está loco… y nos vuelve locos. Estoy escribiendo en una mañana que ha seguido a una helada de categoría A. En mi jardín el termómetro ha marcado tres graditos centígrados bajo cero. Pero… ¡ya estamos a diez sobre cero, y subiendo!

¿No está loco este mes con estos abismos termométricos en el mismo día? Bueno pues todo esto permite fenómenos tan sensacionales como la brotada de matas y flores que son la alegría de nuestras vidas, aún en invierno…

“Donde tú ves un brote, yo veo un bosque”

Alguien dijo alguna vez algo parecido y me encantó; supongo que fue Alejandro Jodorowsky, porque ese hombre siempre me deja turulato con lo que dice.

El caso es que en estos momentos de invierno tardío o primavera temprana, veo bosques por todas partes: en mi jardín, en la campiña, en los cultivos extensivos, en las macetas de la barandilla del balcón…

Dando un paseo (muy corto), por ahí, encuentro acebuches procedentes de aves sembradoras, nazarenos, trébol, y muchas más vidas emergiendo en tropel, como una manifestación sin banderas (por favor, sin banderas…).

Te traigo algo de lo que vi, pero había tanto…

Madroño en flor para potenciar el invierno…

 Con sus ollitas blancas invertidas, que denuncian que se trata de una Ericácea como el brezo, el madroño (Arbutus unedo) se pasa el invierno floreciendo y alegrando el jardín.

Y si buscas bien descubrirás esos frutos preciosos, rojos, carnosos y algo terrosos, con sabor a melocotón, que emborrachan cuerpos (contienen alcohol) y almas… Junto al oso, el madroño es el símbolo de Madrid (mi Madrid, que diría Agustin Lara…).

Arbutus unedo
Arbutus unedo

 

Lamium – en nada – en flor…

 El gran jefe de las antiguas Labiadas (hoy Lamiáceas), Lamium, en este caso amplexicaule, aparece por las campiñas y amenaza con florecer en este azul sensacional.

Tras él, aparecerán los romeros (“si el romero está en flor, es febrero”), las lavandas, las salvias… Va a ser maravilloso. Ya queda poco para primavera, aunque este invierno está siendo bien bello…

Lamium amplexicaule
Lamium amplexicaule

Las primeras euforbias…

Ya sé que en casi todas las tierras españolas han aparecido ya, pero en la mía, que es gélida en invierno (y abrasadora en verano) he visto hoy las primeras euforbias o lechetreznas (Euphorbia helioscopia).

Y tan helioscopia (Helios=Sol); teníais que haberlas visto, inclinadas hacia el sol como si quisieran ponerse morenas…, en las fotos se puede apreciar su inclinación. Y también en las fotos se puede apreciar el látex que surge de sus vasos, francamente tóxico. Yo lo probé y aún me duele la cabeza.

La primavera llama a la puerta, aunque se muere de frío USA, y aquí a partir de mañana vamos a tiritar….

Euphorbia helioscopia
Euphorbia helioscopia

El trabajo más bello del mundo…

 Lo decía Confucio y lo digo yo (con menos bigote caído y más guapo): Para ser feliz 😁 toda la vida, hazte jardinero.

En esta profesión manejas toda clase de materiales, de toda clase de procedencias… Y TODO VALE (si no eres un snobillo-listillo-insolente, claro).

Ayer, con árboles 🌳 Sánchez (Viveros Sánchez) , máquinas a batería STIHL y naturalmente personal CUIDAPLANTAS , tocó hacer hoyos y plantar en ellos cerezos de flor 🌷 , ciruelos de ídem, serbales de cazadores y árboles 🌳 del amor, ¡ah el amor! 💚💜❤️

Y ya ves lo espectacular que quedó este jardín de la Ciudad Universitaria 👩🎓de Madrid. Y eso que todo tiene que dar hojas 🍃 y flores 🌷 dentro de un par de meses.

¿Es esto un trabajo?… ¡esto es un chollo, una bicoca, un bollito! (y te lo dice uno que lleva 50 añitos en ello)…

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*