Noviembre, otoño a todo color

noviembre a todo color

Entre Todos los Santos (1 de noviembre) y Navidad es invierno de verdad”.

Pero como no hay regla sin excepción, alrededor del 11 de noviembre, San Martín, suele producirse una subida de las temperaturas que se conoce como «veranillo de San Martín» o «veranillo del membrillo». Durante esos días de bonanza climática, que son pocos -atención a este otro refrán, “El veranillo de San Martín dura tres días y fin”-, tu obligación, nuestra obligación, es disfrutar al máximo, no dejar de percibir lo que está pasando en el jardín, en el paisaje y en el corazón.

No hay problema para estar fuera con una rebeca, mientras te deleitas con ese follaje caído bajo tus pies; o esas otras hojas pendiendo de los árboles, muertas, pero con tonalidades variadas bellísimas; y, por último, esos frutos tardíos que añaden magia y encanto al mes de noviembre. Bayas de acebos, cinarrodones de escaramujos, espinos de fuego, madroños…, y el gran jefe del momento, jefe por tamaño, historia, sabor y color: el membrillo.

Con él, cada nueva temporada se vuelve a la niñez y a la familia, a la cocina y a la mesa tradicionales, a los sabores de toda la vida que en muchas ocasiones se encuentran tan olvidados que poca gente conoce ya. En tu mano está redescubrirlos y promocionarlos. Esta tarea te será recompensada. Tal vez algunos años más adelante, pero lo será.

Qué está pasando…

Lo primero que sucede no es en el jardín, sino en el hall de tu casa, donde has instalado un anorak en el perchero por si acaso sales al jardín en algún momento. Es ese viejo anorak, compañero de otros inviernos, que vuelve a ti, fiel y entrañable. Ahora mismo:

  • Cortas las flores de los crisantemos. Con esta acción matas dos pájaros de un tiro. En primer lugar, consigues las mejores y más duraderas flores para los jarrones de tu hogar o el cementerio (Todos los Santos, primero de mes). En segundo, sometes a una completamente necesaria poda a estas fantásticas Asteráceas.
crisantemos a todo color
Crisantemo.

 

  • Barres las hojas caídas, las amontonas, ¿y después?… Puedes realizar muchas cosas con ese valioso subproducto o residuo del jardín que son las hojas muertas. Mi consejo es que hagas todo lo que quieras menos quemarlas o meterlas en bolsas de basura y tirarlas. Trituradas se transformarán en el silo de compost en rico abono. Esparcidas, conformarán un excelente acolchado.

hojas color otoño

  • Pasan las aves en sus migraciones. Es uno de los grandes espectáculos del mes, el año y la vida. Son las migraciones de las distintas aves que van o vienen a pasar el invierno en otras tierras (cigüeña) o con nosotros (ave fría). Atención siempre a tu oído, es lo primero que te avisa de que ahí arriba están pasando cosas interesantes, como bandadas inmensas en uve de chovas, garzas, grullas…

Migración aves, color intenso

Qué va a pasar…

Sin lugar a dudas, lo más importante que va a ocurrir es el cambio de color en las hojas de tus árboles y arbustos caducifolios (aunque los perennifolios también cambian de color). Acabará el proceso con la desnudez total, que permitirá la entrada de sol benefactor hasta tus pupilas. Además…

  • Empezarán a emerger los nazarenos. Pocas bulbosas son tan precoces como éstas. Los nazarenos (Muscari armeniacum) llegan a los sotobosques de tu jardín si los naturalizaste el año pasado. Pronto, tal vez a la vez, aparecerán los crocus, asimismo bellísimos y animadores del suelo. La floración, a principios de primavera.
Nazarenos, color intenso
Nazarenos (Muscari armeniacum).
  • Sembrarás los ajos. Noviembre es un mes idóneo, óptimo, para sembrar ajos en el terreno. Van enraizando con tranquilidad y lentitud, y pasan el invierno bien asentados. El mes que viene también es fantástico para la plantación de este rico condimento bulboso, siempre mejor que enero.

Ajos

  • Incorporarás antimusgo al césped. El sol va cediendo terreno a pasos agigantados a las sombras, y con ellas los musgos van apoderándose de tu hierba del césped, mucho más necesitada de sol. En la tienda, encontrarás estupendos productos antimusgo que paliarán esta abundancia de briofitas que puede acabar produciendo calvas.

Antimusgo para el césped

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*