En julio eleva el color de tu jardín con una columna de buganvilla

Buganvilla
Buganvilla (Bougainvillea glabra)

Aunque es muy típico ver a la buganvilla (Bougainvillea glabra) trepar por los muros y fachadas, lo cierto es que también podemos forzarla a crecer en forma de columna. De esta manera conseguiremos imponentes y bellos ejemplares que destacan por el colorido de sus brácteas, que van desde rosa al rojo más encendido, y que podemos ubicar donde deseemos. Para lograrlo sólo tienes que entutorarla con un firme soporte de turba o madera y podarla periódicamente, dándole la forma deseada.

Importa el embrujo del sur a tu jardín con cítricos en macetones

El atractivo propio de los jardines del sur, con sus paisajes llenos de perfumadas flores de azahar y olor a frutales, lo puedes recrear también en tu terreno. En cualquier vivero o centro de jardinería encontrarás maravillosos cítricos en todas las presentaciones, naranjos, mandarinos, limoneros…. Una buena idea es crear grupos de diversas alturas y volúmenes con naranjos y limoneros enanos plantados en contenedores de terracota.

LIMONERO en macetón
LIMONERO (Citrus limon) en macetón

Decora el exterior con alegrías de la casa

Sí, porque, aunque esta planta es muy popular en interiores, crece estupendamente ahora en el exterior, si la ubicas en una zona sombreada. Tanto en recipiente como plantadas en el suelo del jardín, destacarán sus grandes hojas verde oscuro y la profusión de sus flores que lo cubrirán todo, realzando zonas de umbría que antes se encontraban vacías y sin gracia. Además, son plantas muy resistentes de las que poco tendrás que preocuparte.

Alegrías de la casa
Alegrías de la casa (Impatiens wallerana).

Para decorarlo y protegerlo, cubre de rosas el muro

Una pared llena de desconchones o un muro feo será otra cosa bien distinta si plantas variedades de rosales trepadores o sarmentosos no reflorecientes a sus pies. Es verdad que el resultado será efímero, ya que ofrecerán miles de rosas en ramillete cada primera, pero sólo una vez, aunque te aseguramos que vale la pena. El resto de la temporada, tendrás el muro cubierto de su bello follaje, una visión nada despreciable, por otro lado.

Rosal antiguo
Rosal antiguo (Rosa rugosa o spinossisima)

Para proteger de la intensidad del sol, nada como una pérgola

Una pérgola, ahora que el calor aprieta de lo lindo, es perfecta para sombrear y proteger especies delicadas del jardín, y sobre todo ¡a la familia! Desde el momento en que se cubre de especies trepadoras o los árboles alrededor la sombrean, ahí dentro se está de maravilla, además, a cubierto de una posible tormenta veraniega repentina. En resumen, esta práctica construcción, generalmente de madera, es capaz de amortiguar el calor y controlar la temperatura, siendo a la vez impermeable al agua y permeable al aire.

Deliciosa pérgola de madera.
Deliciosa pérgola de madera, con grandes árboles sobre ella.

Para que triunfe la estética, integra tu casa en la naturaleza

¿Cómo? Muy fácil, juega con los diferentes crecimientos y volúmenes de las especies vegetales. Un truco para que parezca que el jardín es una prolongación de la casa es hacer que desde el edificio hasta el exterior crezcan las plantas de forma escalonada, plantando las de mayor tamaño primero. El resultado suele causar efectos magníficos, como puedes ver en esta foto.

Las plantas ocultan parcialmente la casa.
Las plantas ocultan parcialmente la casa, con gran eficiencia térmica y estética.

Si te interesa saber más de la buganvilla y otras especies trepadoras que reinan en verano, te gustará este artículo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*