Plantas, árboles, césped… Es el momento de pulverizar

Pulverizador STIHL

Prepárate, porque la primavera no ha hecho más que empezar y todavía queda mucho por hacer. Es la época del renacimiento de la naturaleza, de los brotes y las flores, del crecimiento del césped… Pero también del calor, de las plagas, la estación en la que más te necesita tu jardín. Y, por tanto, nuestra época más activa como jardineros.  Ya hemos visto cómo debes abonar, regar, podar y cultivar en esta época del año. Ahora toca pulverizar. Una labor igual de importante  para el cuidado de tu jardín.

¿Y para qué sirve pulverizar? Pues básicamente para regar y limpiar las hojas de tus plantas, y también para prevenir y combatir las plagas de tu jardín.

El mejor amigo de las hojas y las flores

Es el complemento  perfecto al riego de la tierra. Con el pulverizador aplicas una lluvia fina, suave y completa a las hojas y las flores, muy necesaria en las estaciones más calurosas. Mantenerlas bien hidratadas, de manera que el agua llegue a toda la superficie de cada hoja, es muy importante para que no se sequen y conserven todo su color; especialmente en las plantas de interior. La frecuencia de riego dependerá del tipo de planta (unas requieren más humedad que otras), pero procura que sea siempre con agua tibia, ni muy fría ni muy caliente.

Para tus plantas es una refrescante ducha que te agradecerán manteniéndose bonitas, frescas y sanas.

La pulverización es también un eficaz sistema para aplicar fertilizante en superficies amplias, por ejemplo, el césped y plantas de exterior. Ahora que se encuentran en pleno crecimiento es cuando más necesitan estar bien alimentadas. Pero cuidado, la fertilización debe ser equilibrada: un exceso de nitrógeno puede hacer las hojas más tiernas y apetecibles para los parásitos.

Mujer con pulverizador STIHL

El peor enemigo de las plagas

La llegada de la primavera es también la llegada de insectos y otras plagas al césped, los árboles y las plantas. Por eso es muy importante fumigar al principio de la estación, antes de que broten las flores y, sobre todo, antes de que estos bichitos perjudiciales despierten de su letargo invernal. Áfidos, gorgojos, oruga del césped, mosquitos y otros insectos chupadores, pulgones, cochinilla, hongos, oidio y un largo etcétera de parásitos llevan meses esperando para alimentarse de los deliciosos nutrientes que les ofrece tu jardín.

El arma más eficaz para prevenir y combatir estos y otros pequeños invasores es pulverizar insecticidas y fungicidas de amplio espectro. Una labor que debes realizar cada mes durante la primavera y el verano. Es muy importante que tengas en cuenta que la mayoría de las veces el tratamiento curativo no existe. Una vez se asienta la plaga, es muy difícil combatirla o reparar los daños causados. Razón de más para asegurar un buen tratamiento preventivo.

El momento perfecto para aplicar el pulverizador es un día poco caluroso o nublado y sin viento. Y lo puedes hacer con diferentes tipos de pulverizador, según lo que necesites o el área que tengas que pulverizar: de manguera, de compresión (manual o de mochila), de trombón, spray. Lo importante es que la mezcla de productos sea la adecuada en cada pulverización y luego dejarlo bien limpio de cualquier sustancia.

 

Y si tienes dudas sobre esto de pulverizar tus plantas o césped, ya sabes, pregunta al especialista más cercano. También en eso es mejor prevenir.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*