Plantas otoñales en tu balcón y tu terraza… ¡cambia de color!

flores de otoño

Con la llegada del otoño, toca cambiar de colores. Es la estación de la caída de las hojas, de las bajas temperaturas y la falta de luz; pero es también una época ideal para muchas plantas y flores, que esperan los primeros fríos para dar un nuevo colorido a tu jardín, y sobre todo a tus terrazas y balcones. Así que, prepara las jardineras y las macetas, porque toca cambio de temporada. Estas son algunas de las opciones que te recomendamos:

Empecemos por los ciclámenes. Esta planta mediterránea, que lleva dormida desde la primavera, se activa en otoño y adorna los balcones con sus vistosas y elegantes flores. Requiere un riego moderado y le encanta la luz, pero no resiste muy bien las heladas (se marchitan las flores). Puedes encontrarla de diferentes tamaños.

Otra planta que quedará ideal en tu balcón es la viola o pensamiento. Son también muy resistentes al frío y cuentan con una larga floración, que puede llegar hasta abril. De todas las plantas otoñales, es sin duda la más florida. Lo mejor es su gran variedad de colores y que requiere unos cuidados muy sencillos: le basta una buena iluminación y un suelo húmedo y rico en nutrientes.

La hiedra, con su crecimiento colgante, es otro clásico de los balcones en esta estación. Esta planta trepadora forma una cortina muy decorativa que aguanta las bajas temperaturas y nos seguirá deleitando con su alfombrado verde durante el invierno. Necesita una cierta luminosidad y poco riego para su crecimiento (prefiere el agua de lluvia).

macetas de flores

Las coles ornamentales son otra especie resistente a las bajas temperaturas y además son muy decorativas. Debes plantarlas en los meses de octubre o noviembre y verás cómo conforme va haciendo más frío se intensifica su color (blanco-verdoso, blanco rosáceo). Como dato curioso, estas coles llegan a florecer justo antes de morir, con la llegada de la primavera.

El crisantemo es también un símbolo del otoño, floreciendo desde el principio de la estación hasta la primavera. Esta famosa herbácea es muy fácil de cultivar, no necesita excesivos cuidados y sus flores ofrecen un enorme surtido de colores y formas. Le gusta vivir en el exterior, pero tampoco le importa adornar tu casa, mientras tenga buena luz y no te olvides de regarla.

Pero si hay una planta otoñal por excelencia, que no puede faltar en ningún hogar, es la Flor de Nochebuena. Con sus grandes hojas en forma de estrella, de intenso color carmesí, se ha convertido en auténtico clásico en la decoración navideña. La puedes cultivar en el jardín, la terraza o el interior de tu casa, pero ten en cuenta que es muy delicada y requiere unos cuidados especiales: temperatura constante (lo ideal es entre 15 y 25 grados y, sobre todo, evitar la heladas), buena iluminación (sin que le dé el sol directamente), mantener la tierra húmeda, evitar rociar las hojas con agua directamente y tampoco frotarlas con los dedos para que conserven su color.

hojas de color rojo

Estas son sólo algunas, pero existen otras muchas variedades que puedes plantar en otoño para que tu terraza o balcón esté rebosante de color: margaritas de los prados, brezos, callunas, prímulas, alhelí… Sólo tienes que elegir.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*