Las algas del estanque, las peonías pasadas y las hojas calleras

Algas

Las algas del estanque

Pueden dejarte sin plantas… ¡y sin agua!

El calor es el gran aliado de las algas. El calor y ese sexto sentido que tienen estas especies briofitas (algunos las consideran plantas y otros no), que les permite sobrevivir en medios extremos, incluso efectuar disgregaciones que sirven como súper efectivas multiplicaciones por división cuando tratas de echarlas fuera de tu estanque.

Sí, para combatir las algas, debes empezar por recoger todas las que puedas con el salabre (la red de extracción de objetos flotantes) y ponerlas en tierra firme, labor que acaba con ellas en poco tiempo. Pero inmediatamente después, se impone un tratamiento algicida para controlarlas de forma bioquímica.

Atención, sólo puedes utilizar algicidas biológicos, que no alteren la vida de tus especies acuáticas vegetales… o animales.

Las peonías pasadas

Es momento de cortarlas

peonias rosadas

 

Pocas flores son tan bellas, tan espectaculares y con tanto prestigio como las peonías (Paeonia lactiflora). Desde mediados de primavera, comienzan a subir sus flores enormes, llenas de pétalos y colorido, que lo llenan todo de estética y calidad.

Ahora, en la segunda mitad del verano, su follaje va dando muestras de agotamiento y debes pensar en cortarlas a ras de suelo para que sus bulbos almacenen sustancias de reserva que les permita emerger de nuevo la primavera que viene.

En invierno, son unas perfectas desaparecidas, no hay quién las encuentre. Pero desde que la temperatura comienza a subir…

Hojas calleras

Intensifica el riego

hojas calleras

Típica flor de final de verano y principios de otoño, las hojas calleras o telefíos (Sedum telephium y spectabile) comienzan a mostrar esas flores en corimbos terminales, diminutas, con apariencia de espuma rosa que mira al sol sin ningún temor.

Es ideal para xerojardinería por sus escasas necesidades hídricas, aunque en esta fase de su desarrollo, plena floración, deberás intensificar el riego un poco. Además, es una especie ideal para principiantes, ya que sus esquejes arraigan con gran facilidad.

Por cierto, no debemos olvidar sus propiedades terapéuticas, ya que esas hojas carnosas del sédum partidas por la mitad y aplicadas en callos y verrugas, permiten un gran alivio sintomático e incluso las hacen desaparecer.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*