Plantas de interior y de exterior: Qué hacer sí o sí en abril

plantas de interior

¡Ya está aquí el mes de abril! Y aunque la primavera comenzó oficialmente el 20 de marzo, es ahora cuando empieza a actuar en todo su esplendor, con la llegada del buen tiempo (prima-vera significa primer-verdor; y abril proviene del verbo aprire: abrir, apertura). La vida vuelve a tu jardín y a tus plantas después del frío invierno, y las flores ya quieren asomar atraídas por las temperaturas suaves y la luz del sol.

Ahora es el momento perfecto para reparar tus plantas de los efectos del invierno y prepararlas para que broten con toda su fuerza y belleza el mes de mayo. Sólo tienes que seguir estos sencillos consejos de Jardineamos, y tus plantas de interior y de exterior estarán como nunca.

 

Plantas de interior

 1. Recorta los bordes secos. Después de unos meses encerradas con la calefacción puesta se habrán secado los bordes, e incluso algunas hojas. Una poda estética con cortes ligeros será suficiente.

2. Empieza a abonar. En cuanto asomen los primeros brotes y yemas, aliméntalas con fertilizantes equilibrados. Al principio de manera más espaciada y luego aumentando la cantidad poco a poco.

3. Aumenta la frecuencia y la intensidad de los riegos, conforme vaya llegando el calor. Si hace mucho calor, refresca las hojas con un pulverizador.

4. Aprovecha para  trasplantarlas a un contenedor mayor, para que crezcan con más libertad.

5. Cuidado con la luz. Evita exponerlas directamente a la luz del sol, que ya empieza a pegar con fuerza y las puede quemar.

6. Mantén las plantas limpias de polvo. El polvo no deja pasar la luz y cierra los poros, quítalo con una esponja húmeda.

7. Cuidado con las plagas, que siempre llegan con el calor. La cochinilla, la araña roja, el pulgón… son los peores enemigos de tus plantas. Un buen insecticida es la mejor defensa.

 

Plantas de exterior

 1. Elige bien qué especies vas a plantar. Por ejemplo, es un buen momento para plantar vivaces (están en plena floración), y también anuales para el verano o bulbosas de primavera. Y sobre todo, cuidado con las que plantas en sol y en sombra.

2. Arranca los bulbos de otoño (jacintos, narcisos) y planta los de primavera (azucenas, dalias, gladiolos…), así florecerán en verano.

3. Mantén el jardín limpio de malas hierbas y ten cuidado con las plagas (es la época de las orugas, las babosas y los pulgones)

4. Revisa bien los sistemas de riego (goteros, filtros, aspersores), porque a partir de ahora el riego es vital para tus plantas. Y, aunque “en abril aguas mil”, el calor también aprieta.

5. Alimenta bien a tus plantas. Este es un periodo de mucho crecimiento y necesitan un abono adecuado para mantener el ritmo.

6. Es un buen momento para las trepadoras. Y para las plantas aromáticas que plantamos el mes pasado. Otras plantas primaverales que puedes disfrutar también en tu terraza son begonias, petunias, tagetes…

Por último, ten en cuenta que las plantas no se guían por el calendario, es el clima el que decide cuándo deben florecer…

Y el consejo más importante de Jardineamos: ¡hazlo fácil y disfrutando!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*